Área de Trabajo Social

29.05.2018

Hacemos frente a las dificultades que se presentan tras el diagnóstico de un trastorno mental, orientado al afectado para que pueda utilizar adecuadamente sus propios recursos y los que le ofrece la comunidad.

Como cualquier otra enfermedad, el trastorno mental tiene tratamiento. La mayoría de las personas que padecen un problema psíquico pueden llevar -con el tratamiento adecuado- una vida totalmente normalizada, manteniendo su nivel de integración social y laboral.

Nos centramos principalmente en:

  • Orientación y Tramitación de prestaciones y ayudas para usuarios/as.
  • Coordinación con recursos internos y externos (USM, Centros Sociales, Pisos Tutelados, etc.)
  • Acompañamiento a recursos, organismos e instituciones oficiales.
  • Creación y participación en programas sociales.